Limpieza y desinfección de nave industrial de 500 m2

Limpieza y desinfección de nave industrial de 500 m2

Cuando hablamos de naves industriales podemos referirnos a varios tipos de estructuras: almacenes, pabellones polideportivos, locales destinados al gran comercio, factorías, depósitos o empresas de cualquier tipo que tienen su sede en esta clase de edificación. La salubridad en las naves y fábricas requiere de una serie de procesos que han conseguido tener una relevancia en la actualidad para asegurar la situación de los trabajadores y su seguridad.

Para garantizar esta limpieza, las máquinas eléctricas son ideales para ello, no contaminan y ademas pueden trabajar con agua caliente. Es el caso de nuestra máquina STARK SAIC 200/21, hidrolimpiadora profesional trifásica de agua caliente. Protegida de efectos corrosivos de los detergentes por un chásis totalmente en acero inox, y con un cuadro de control para facilitar su manejo. Además esta equipada con componentes profesionales capaces de garantizar una limpieza durante 8 horas de trabajo. Al trabajar con agua caliente gracias a su caldera, es muy eficiente a la hora de realizar una limpieza de superficies, y es que nos permite conseguir buenos resultados en menos tiempo. Si necesitamos usar detergente conseguimos un ahorro ya que el porcentaje de detergente empleado, es muy reducido e incluso en algunos casos se puede prescindir completamente de él.
Las superficies que se limpian con agua caliente se secan más rápidamente gracias al calor, por lo que se encuentran disponibles más rápidamente para seguir tratándolas o darles otro uso. Unos buenos consejos y curso de formación del uso de estás máquinas los proporcionamos en nuestros distribuidores mensualmente.

Para la limpieza es muy importante seguir una serie de pautas:

Los empleados son responsables directos de mantener su área de trabajo limpia y ordenada. Cada empleado debe mantener el orden y la limpieza en su puesto de trabajo. Con independencia de las actividades de mantenimiento y limpieza que realicen los limpiadores de la empresa de limpieza contratada.Aunque haya mucha urgencia, siempre hay que realizar las tareas de limpieza industrial utilizando las protecciones adecuadas. Incluso cuando se trata de pasar una simple escoba.

Limpieza por zonas:
Oficinas y recepción, necesitan una limpieza diaria de suelos, mobiliario equipos informáticos, y vaciado de papeleras.

Por tratarse normalmente de espacios más reducidos, suele encargarse un operario de forma manual. Utilizando sistema de doble cubeta para el fregado de suelos, aspirador, y bayetas de micro-fibra para la limpieza de mobiliario. Para conseguir un acabado profesional podemos utilizar el aspirador STARK 50-P. Es un aspirador dotado de un depósito de acero inox y capaz de aspirar líquidos y polvo. Equipado con cabezal de aspirado de agua, boquilla aspiralíquidos y función de húmedo y seco. Contamos con servicio técnico propio y de forrmación.

Dependiendo del sector de actividad, habrá que realizar una limpieza diaria incluso cada cambio de turno, de las mesas de trabajo, maquinaria y utensilios.
Los desagües, rejillas y arquetas se suelen limpiar por fuera de forma diaria al realizar la limpieza de suelos, y semestralmente es aconsejable realizar un mantenimiento específico más profundo para evitar posibles atascos y problemas de proliferación de bacterias y anidamiento de plagas.

Los suelos de ésta zona hay que limpiarlos a diario, bien con maquinaria barredora y fregadora. Contamos con una amplia gama en STARK, fregadoras con productivad desde 1645 m²/h a 6175 m2/h. Disponibles también con servicio técnico propio y curso de formación.

Zonas de exposición y venta:
Necesitan una limpieza de suelos y expositores en días alternos, o una vez por semana, dependiendo del tránsito y nivel de usuarios.
También hay que hacer un repaso de huellas en interruptores, manivelas, puertas, así como retirar posibles telarañas que se pueden formar en paredes y techo. Si necesitamos podemos hacer uso de una plataforma elevadora.

En resumen, conseguir un buen mantenimiento de la limpieza de naves y fábricas es de vital importancia, no sólo a nivel de productividad, sino que también para garantizar la seguridad de los trabajadores.